Imagen

Sentimiento ancestral.

Sentimiento ancestral 29 diciembre 2014

Sentimiento ancestral
29 diciembre 2014

El Solsticio ha pasado; los días son cortos y las noches largas; el Sol sigue su camino, bajito y débil, bañándonos con sus rayos oblicuos, obsequiándonos con su tibia caricia cuando las nubes se lo permiten, arrancando suspiros de vida a la fría tierra, que, en espera de su explosivo despertar primaveral, va dando sus frutos, generosa y espléndida, como siempre.

Me agacho para plantar, y toco con mis manos la tierra húmeda y gélida; cada una de las plantas que pongo en ella, vivirá gracias a su sustento y al Sol; cada una de esas pequeñas matas, dará su fruto llegado el momento…

Ahora, arrodillada sobre ese suelo que nos da de comer semana a semana, comprendo y comparto la adoración de nuestros ancestros por la Tierra, del Sol, el Agua y el Aire.

Ahora, me dejo llevar por esa sensación ancestral, olvidada y perdida tras generaciones de civilizada evolución, y siento, por fin, que formo parte a esa delicada obra de arte anónima: la Vida.