Cómo se dobla una película (I): Soundtrack y otras pistas.

¿Los ruidos y sonidos de fondo de la versión doblada de las películas son los mismos que los de la versión original? ¿Vosotros qué diríais? No todo el mundo lo tiene claro, y por eso me he decidido a explicarlo “brevemente” en esta entrada.  

Mesa de técnico de sonido.

Mesa de técnico de sonido.

Para empezar, hay que saber que cuando llega la película original al estudio de doblaje, no está tal y como la podemos tener en un DVD en nuestra casa, sino que tiene el sonido separado en 3 pistas diferentes, por lo menos, que es como la graban originalmente al filmarla y aplicarle los efectos sonoros. Esto quiere decir, que los diálogos, la música y los sonidos de fondo y ambientes vienen por separado, y con el programa de ordenador adecuado (sí, el doblaje también se hace actualmente con ordenadores, como casi todo), podríamos ver toda la película escuchando sólo la parte de sonido que nos interesase. Eso sí, ya os digo yo que esto último no valdría la pena, porque los diálogos solos, sin música ni ambiente, quedan de lo más soso (¿os lo podéis imaginar?).

Así pues, en una de las pistas tenemos los diálogos, otra es la de la música, y una tercera es  lo que en doblaje llamamos soundtrack (banda sonora en inglés). En esta última es donde están grabados todos los sonidos de fondo (de tráfico, explosiones, olas del mar, pájaros cantando, pasos…) y algunos de ambiente (llanto de un bebé, algunos gritos, sonidos guturales en una pelea, ambiente de pánico, o simplemente de gente hablando a la que no se entiende). Como curiosidad, añadiré que algunos de estos ruidos son extraídos de “bancos de sonido” que disponen de miles y miles de efectos sonoros de todo tipo y que utilizan una y otra vez los técnicos del sonido original y del doblaje.

¿Por qué tanta complicación con las pistas? ¿Por qué no se graba todo de golpe como cuando hacemos un vídeo casero? Pues porque así después se pueden regular los volúmenes de los distintos sonidos que salen en cada escena, de manera que se entienda bien lo que se oye en cada momento. ¿Os imagináis lo que se entendería a Bruce Willis en medio de explosiones, tiros y estruendo de edificios desmoronándose a su alrededor si no fuese por las pistas?

Ahora que ya sabemos algo sobre las pistas y su porqué, podremos averiguar qué se hace con ellas en la sala de doblaje.

Veréis: en la sala de doblaje hay normalmente 3 personas: el técnico, el director y el actor. El actor suele estar delante del atril y del micro y con la pantalla ante él. El director está en un escritorio, y el técnico en otro con su ordenador y su mesa de mezclas. Y la cosa funciona así: el director dice qué fragmento o take de la película se va a doblar, y el técnico lo pasa una media de 3 veces con el sonido completo (diálogos originales, música y soundtrack) para que el actor lo escuche y ensaye. Cuándo éste ya lo ve más o menos claro, pide un pase “sin sonido” como último ensayo; esto quiere decir que el técnico “mutea” la pista de los diálogos (le quita el volumen) mientras el actor pone su voz, pero sin grabar. De esta manera, tanto el actor como el director se hacen a la idea de cómo va a quedar, y el técnico aprovecha para calcular los volúmenes de grabación de la voz del actor. Si hay que corregir algo, el director lo hace, y se procede a repetir una vez más el take, ahora para registrar la voz de doblaje.

Para grabar, evidentemente, la sala debe estar en silencio absoluto: todas las pistas se mutean, y el actor, guiado por las referencias visuales que le ofrece la película y por las indicaciones que figuran en el guión, pone su voz sobre el personaje. Esta voz es registrada en una nueva pista, de manera que normalmente cada uno de los protagonistas de una película tiene una pista para él solito.

Así, en unas cuantas sesiones (dependiendo de la calidad, complejidad y duración de la producción), se graba toda la voz de un protagonista, en otras sesiones, por separado, se dobla otro, y así sucesivamente, cada uno con su pista; posteriormente, en otra sesión o sesiones se doblan los personajes secundarios, cada uno normalmente también en su pista, y por último, los ambientes en otra pista o pistas.

Esto de las pistas, que parece una complicación, en realidad facilita muchísimo el trabajo en sala. Por ejemplo, en una pelea, oímos una serie de gestos guturales y quejidos que se supone que hacen los personajes al zurrarse, caerse al suelo, levantarse… Y entonces el actor de doblaje pregunta: “¿Esto está en soundtrack?” Y el técnico pasa el sonido sólo del soundtrack, sin música ni diálogos; así saben si se tienen que doblar esos quejidos o no. La verdad es que cuando gestos y gritos como esos ya están en la banda sonora, los actores se alegran bastante, porque te puedes dejar la garganta haciéndolos 🙂

Anecdóticamente recuerdo que una vez en un estudio se llevaron las manos a la cabeza al descubrir que el llanto de un bebé no se oía en el sonudtrack… La verdad es que era una peli de esas malas malas, y lo solucionaron a lo cutre, imitándolo 😛

Otra ventaja de las pistas para el trabajo en sala, es que en un momento dado, gracias a la tecnología actual (cuando yo empecé a hacer sala hace 15 años no se podían hacer estas virguerías), se puede avanzar o retrasar, o variar el volumen, o cortar, o someter a cualquier otro tipo de edición cada una de las pistas por separado. De esta manera, si un actor de doblaje ha dejado un pelín larga una frase y pisa a otro, se puede llegar a modificar la pista del primero para que no estropee la intervención del segundo (aunque a veces no hay arreglo posible y hay que repetir…). También te puedes encontrar que haya un actor que tenga una voz muy potente y otro que la tenga más débil. En este caso, al trabajar con pistas separadas, el técnico podrá regular muy fácilmente el volumen de grabación para que luego al mezclarlo todo no destaque más una voz que otra.

Muchas veces también están en soundtrack las voces de personas que hablan, por ejemplo en un bar, o en un estadio, o en una calle muy transitada. Seguro que os habréis fijado en alguna película que se llegan a distinguir algunas palabras en inglés de fondo, aunque si está bien hecho el doblaje no debería notarse. De hecho, si el doblaje es verdaderamente bueno y está currado, el director asignará a un grupito de 3 a 5 actores y actrices de doblaje los figurantes más destacados de la escena. A estos figurantes, que pueden ser invitados de una fiesta, viajeros de un tren, personas comprando en un centro comercial, o cualquier otro tipo de personaje, la mayoría de veces no se les entiende ni en la versión original, pero aún así, el director de doblaje les asignará unas frases adecuadas para el ambiente, y cada uno de los actores de doblaje se las pondrá en boca, a pesar de que después nadie las llegue a oír ni, mucho menos, a entender. Tal es el trabajo de los que doblan los ambientes…

Y ya finalmente, cuando todo el trabajo de sala se ha acabado, los técnicos se llevan a su sala de mezclas todo el trabajo. Allí es donde construyen verdaderamente el sonido de la película: superponen  y mezclan todas las pistas, regulando cada una de ellas adecuadamente para que no destaque demasiado un sonido sobre otro, o que destaque el que interese en cada momento. También ahí es donde aplicarán filtros a las voces para simular distintos efectos, como por ejemplo el típico de la voz que se oye desde el auricular del teléfono, el de un altavoz de megafonía.

Así pues, podemos concluir que el sonido total de una película doblada, tal como la oímos en el cine o en la TV, es la suma de muchas grabaciones que se han hecho por separado, en distintos días, y con la intervención de muchas personas. Y que sí: las películas en versión doblada tienen los mismos sonidos de fondo que las versiones originales.

Por cierto, esto de las pistas también sirve para otra cosa: para poner la rana… Pero eso lo explicaré otro día 😉

 

 


Comentarios

Cómo se dobla una película (I): Soundtrack y otras pistas. — 10 comentarios

  1. pilar, me ha gustado mucho la explicación que das, es clara y concisa, y permite hacerse una idea de lo que es el doblaje de una película. Yo muchas veces había pensado como se haría, pero ahora ya lo se, hasta me lo he podido imaginar según lo iba leyendo. bs ma

  2. Pingback: Cómo se dobla una película (II): Traducciones, adaptaciones y ajustes. El arte de los guiones de doblaje. | Crecer Juntos

  3. Muy interesante tu post… Adoro el tema del doblaje, de hecho estuve a punto de iniciarme en él, cosa que al final (por desgracia) no pude realizar…

    Yo desearía añadir mi pregunta, que es realmente lo que me trajo aquí.
    Con respecto al tema de los soundtracks… Soy un gran fan de los doblajes, así como de escuchar las pistas de las películas en inglés comparándolas con el lenguaje en español, y me he percatado de algo, a lo que sólo tengo la explicación de darle mayor énfasis… pero que se supone que ya debía venir con el énfasis adecuado en la versión original…

    ¿Por qué a veces, comparando la pista del idioma (en mi caso el inglés) con la del doblaje en español, la música (e incluso, a veces, los efectos sonoros) tienen un “pitch” más alto que en la original?

    He intentado encontrar la respuesta en Google, pero la verdad no he tenido éxito, incluso en la Wiki, se habla de ediciones en la pista Soundtrack, pero no se menciona el tema “alterar el tono del sonido original”, y sí lo de regular volúmenes, etc.

    Es una duda que espero pudiera ser resuelta, por que llevo ya bastante tiempo percatándome de ello, y, ya le digo, si no es por darle una profundidad diferente, no entiendo el por qué se hace…
    ¿Acaso creen que con el doblaje en español los efectos sonoros quedan menos llamativos y necesitan darle un tono más acorde según el género del producto doblado?

    Gracias y un saludo!

    • Hola de nuevo Víctor!

      Genial la pregunta! Bueno, la verdad es que yo me he encontrado con ese fenómeno tal y como lo comentas, y también alrevés, es decir, con el soundtrack más alto en VO que en VD. Sinceramente, siempre lo he achacado más al criterio del técnico que a otro motivo. Pero, como me parece una pregunta muy interesante, cuando tenga ocasión lo preguntaré a algún experto en el tema (al fin y al cabo, a duras penas soy actriz 😉 ), y te lo diré.

      Un placer de nuevo hablar contigo! 🙂

    • Hola Víctor.
      Como verás, he tardado en contestar pero no me he olvidado de tu pregunta. Parece ser que la respuesta es la siguiente, según me ha explicado una persona que lleva muchos años en el mundo del doblaje.
      Por norma general, el soundtrack se deja en el nivel correspondiente a 0dB y, a partir de ahí, las pistas de voz se pueden poner en un nivel más alto o más bajo, en función del énfasis que le quieran dar. Esto depende normalmente del criterio del estudio, o de la dirección, o del técnico.
      Espero que esto solucione tu pregunta!
      Saludos y gracias de nuevo por haber leído La Roja y la Rana 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *