Diseño machista en Decathlon.

No creo que hagan falta muchas palabras para explicar esta entrada. Simplemente, mirad las fotos, hechas por una servidora hace poco rato en una tienda Decathlon.

Como podréis ver, se trata de sandalias de travesía; están ubicadas en un mismo pasillo, unas enfrente de las otras y, cabe añadir, que las líneas básicas del diseño de todas ellas son prácticamente iguales dentro de cada uno de los géneros a los que van destinadas.

Atentos:

Sandalias de travesía para mujer:

Sandalias de travesía para mujer. Vista desde arriba.

Sandalias de travesía para mujer. Vista desde arriba.

Sandalias de travesía para mujer. Suela

Sandalias de travesía para mujer. Suela

Ahora las de hombre:

Sandalias de travesía para hombre. Vista desde arriba

Sandalias de travesía para hombre. Vista desde arriba

Sandalias de travesía para hombre. Suela

Sandalias de travesía para hombre. Suela

A la vista de las imágenes, decidme: ¿cuáles os quedaríais para patear por la montaña, independientemente de vuestro sexo? O, dicho de otra manera, ¿Cuáles os parecen más cómodas, resistentes y seguras para hacer una travesía?

Yo, desde luego, a pesar de que la talla más pequeña de hombre me está un pelín grande, lo he tenido muy claro; tan claro como que los mandamases de Decathlon tienen la certeza de que, para las mujeres, ir de travesía es lo mismo que dar un paseo por la acera.


Comentarios

Diseño machista en Decathlon. — 4 comentarios

  1. Lo mismo pasa con las bicicletas de niña/ niño de de de 3/5 años, la de niña ( digo niña porque es Rosita y atrae más a las niñas) lleva ruedas de ciudad… y las de niño/ niña pero de un color más oscuro y no tan atractativa para un niña de 3 años… lleva ruedas de montaña!!! Mi hija le gusta el Rosita porque és lo que ve en todos lados, tv, guardería, tiendas etc.. pero vivimos en la montaña y nuestro camino es rural… los estereotipos siguen estando muy marcados y aún diciéndole que mejor la bici negra con las ruedas de montaña ella quería la rosa con ruedas de ciudad..he intentado cambiar las ruedas pero en dechatlon no han pensado en ello y no se puede!!! Espero que se entienda lo que he querido decir! Gracias

    • Me parece muy fuerte esto de las bicis… Una posible solución que se me ocurre sería comprar la bici negra con ruedas de montaña y pintarla de rosa. Pero desde luego es una vergüenza que sigan existiendo este tipo de diferencias. Esperemos que, con el tiempo, se vayan superando.
      Un saludo y gracias por tu comentario!

  2. Cada una es libre de escoger y comprar lo que crea más oportuno.
    Si no te gustan unas chanclas de color rosa para ir por la montaña y otras de color negro las ves más resistentes pos te compras las otras y no hace falta acusar al fabricante de machista. En la vida no es todo de color de rosa.

    • Hola Parsi,
      En primer lugar, gracias por tu comentario. Por supuesto, todo se trata de gustos y opiniones; eso es lo chulo de los blogs y las redes sociales, que todos podemos decir lo que opinemos.
      Evidentemente, cuando vas a una tienda y no te gusta lo que te ofrecen, pues no lo compras y en paz. Eso no quita, sin embargo, que quieras expresar tu desacuerdo con el producto o con el comercio por el motivo que sea.
      En mi caso el problema no era el color de las sandalias, ni mucho menos. Sinceramente, es lo que menos me importa. Lo que no me gustó fue la distinción que, en este caso, hace Decathlon entre sandalias de trecking para hombres y el mismo calzado para mujeres. Las primeras son robustas, con una suela prácticamente todoterreno, con correas que te sujetan firmemente el pie, muy adecuadas en general para cumplir su cometido; las segundas, en cambio, son finas, tienen la suela con poco relieve, correas delgadas que apenas consiguen mantener el pie en su sitio, es decir, muy monas y aptas para un paseo por ciudad pero muy poco útiles como calzado para caminar por montaña, que es para lo que, insisto, según la propia tienda, están diseñadas.
      Mi punto de vista es que esta distinción entre productos para personas de un sexo u otro agrava el ya suficientemente marcado machismo imperante en nuestra sociedad. El mensaje subliminal que llega al consumidor es el siguiente: lo normal es que el hombre haga un uso más duro y deportivo de las sandalias que la mujer, es decir, hombre=fuerte y activo versus mujer=débil y pasiva. Por lo tanto, lo considero una irresponsabilidad social por parte de la marca. Por desgracia no son los únicos que actúan así. Ojalá se vayan dando cuenta poco a poco.
      Un cordial saludo
      Pilar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *