Estar, o no estar… Ser, o no ser.

Hamlet interpretado por Sarah Bernhardt. http://en.wikipedia.org/wiki/Hamlet

Hamlet interpretado por Sarah Bernhardt.
http://en.wikipedia.org/wiki/Hamlet

El Hamlet de Shakespeare, debatiéndose entre ideas suicidas en un momento de desesperación, decía “To be, or not to be”…

Bueno, no os preocupéis, que no pienso suicidarme. Sin embargo, se puede “no ser” de muchas maneras; por ejemplo, en la clase de doblaje, yo no soy yo. Pero no hablaré en este post sobre el “no ser” de la interpretación, sino de otro tipo de “no ser”: el de la vida real.

Muchas personas (¿todas, tal vez?) no somos quienes realmente somos en diversas situaciones; incluso hay algunas que dicen que habitualmente no son ellas mismas nunca porque su entorno no se lo permite.

Cuando no somos nosotros mismos en situaciones concretas, la cosa no es demasiado grave. Se trata sencillamente de que queremos aparentar algo por cuestiones laborales, sociales, familiares o lo que sea. Vamos, lo que se dice, ser hipócritas. Todos lo somos de vez en cuando, nos guste, o no.

¿Pero qué hay de quien siente que no es uno mismo casi nunca, o nunca?

Yo creo que quienes se encuentran -o nos hemos encontrado alguna vez- en esa situación, es por una cuestión de pura insatisfacción perpetua con la realidad que nos toca vivir. Ese descontento conduce a un continuo deseo de evadirse y, con el tiempo, a la amargura y/o a cambios en la personalidad.

Vamos por partes.

Lo de evadirse -que yo diría que todos hacemos en mayor o menor grado-, es lo que llamo “no estar”. Vamos, eso de estar en babia, en las nubes, desconectado, ausente, en la Luna…

El problema viene cuando ese estado se convierte en el único con el que la persona se siente feliz y tranquila, porque entonces está al borde del siguiente paso: el “no ser” auténtico. Quien se halla en este punto, sólo se encuentra consigo mismo cuando “no está”. De hecho, podría decirse que sólo deja de “no ser” cuando “no está”.

Me explico, porque igual a estas alturas habrá quien se haya perdido, o quien empiece a pensar que se me está yendo la olla más de lo normal.

Cuando la persona que sufre esta especie de enajenación mental del “no estar” de forma habitual, se ve obligada a bajar al mundo real, se agobia, se estresa, está incómoda, posiblemente insegura, y muchas veces de mal humor, porque se encuentra de narices con esa realidad que no le gusta, que incluso detesta o que, simplemente, le aburre. Eso hace que “no sea” ella misma, que se convierta en otra persona, desagradable, tal vez demasiado exigente e irascible… Lo que llamaríamos normalmente un cascarrabias o un amargado.

Sin embargo, cuando esa misma persona “no está”, se halla en su mundo particular, pensando, imaginando, creando… Y allí es feliz, porque no tiene que enfrentarse con todos esos problemas diarios que le agobian.

Yo metería en el saco de los que “no están” -y, tarde o temprano, acaban “no siendo”- a los artistas en general, y también, posiblemente, a algunos grandes científicos.

Pero no sólo a ellos. Creo que muchas de las personas que viven obsesionadas con algo -o adictas-, en realidad lo que hacen es buscar un camino de evasión; un camino que puede llamarse de mil maneras más o menos eufemísticas: arte, ciencia, deporte, trabajo, droga… Sí. Droga. Al fin y al cabo, el “no estar” no deja de ser una droga que según pasa el tiempo se va convirtiendo en imprescindible para seguir adelante, y que cada vez se necesita más para sobrevivir, aunque sea a costa de acabar “no siendo”, y entrar en un círculo vicioso muy difícil de romper…

Así que, al tanto, porque lo más peligroso, creo, es que sólo hay un pequeño paso entre el “no estar” y el “no ser”.

Sin embargo, no todo está perdido. Quien se crea obligado irremediablemente a “no estar” y/o a “no ser”, todavía tiene una esperanza reflejada en una frasecilla* que creo que la da la vuelta a la tortilla de este cacao mental:

Sé tú. El mundo se adaptará.

Sé tú. El mundo se adaptará.

  * Frase de procedencia originaldesconocida para mí, colgada por una amiga mía en Facebook hace unos días, a través de la página https://www.facebook.com/TheMindUnleashed?fref=photo.

 

¿Estamos, o no estamos?

 


Comentarios

Estar, o no estar… Ser, o no ser. — 4 comentarios

  1. Hay momentos que irremediablemente te llevan a ambas cosas, no estar y no ser y el problema viene cuando no encuentras aquello que te permite “no ser”. Aún así, no es incompatible el no ser con el poder o intentar disfrutar de la cruda realidad. Alguna ocasiones “no somos” sin que las personas lo noten y otras, topamos con personas que, sin ellas saberlo te devuelve al “ser”, pero es lo que tiene la vida, Show must go on. Muy buena entrada, invita a la reflexión y eso siempre es positivo.

    • Genial comentario! Me ha encantado eso de que “el problema viene cuando no encuentras aquello que te permite “no ser””. A veces es realmente así, y entonces es cuando se está en serio riesgo de caer en una depresión de esas de caballo…
      Estoy también de acuerdo contigo, desde luego, en lo de que el “no ser” no es incompatible con la realidad… Al menos hasta cierto grado 😉
      Por cierto, ¿qué me dices de las personas que, sin ellas saberlo, te llevan al “no ser”?
      Jajajaja… Aquí nos podemos volver medio locas dándole vueltas al tema, porque tiene miga…
      Gracias por el comentario!!
      The game is never over! O, como tú dices, Show must go on! 😉

  2. Si son amigos de verdad, de esos que hay bien pocos, deberían saber que te están llevando al “no ser”. Quizá en esos momentos hay que replantearse ciertas cosas para siempre, seguir siendo.

    • Realmente, siempre hay,q intentar seguir siendo, no perder de vista la realidad completamente, pero también tener cosas o contar con personas q te permitan no ser… Me encantan estas reflexiones y esta conversación q estamos teniendo 🙂
      Por cierto, rizando el rizo, se me ocurrió el otro día otra posibilidad más dentro de todo este maremagnum: ¿y si, en realidad, sólo eres tú misma en los momentos en los q no estás?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *