La Navidad será del color…

Cada año es distinto. Cada año tiene sus particularidades, sus cosas buenas y sus no tan buenas. Cada año la Navidad acaba llegando, o al menos llega el día 25 de Diciembre. Pero no cada año nos pilla la Navidad igual, y en cambio parece que siempre tenemos que hacer lo mismo exactamente por estas fechas.

Bien. A mí este año la Navidad ha tardado en llegarme. Lo confieso. No me veía yo con el espíritu navideño de otros años, que también tardaba, pero me solía alcanzar un poco antes. No dije nada de poner el Belén, porque de verdad que me daba una pereza… Y el día 24 por la tarde, antes de irnos a la cena familiar, Cristina va y dice que había que ponerlo.

Sin embargo, una vez entrados en esa espiral de cenas, comidas, compras y demás, se hacía difícil encontrar un rato para ponerlo, así que los días han pasado y pasado. Y finalmente hoy, día 4 de enero, cuando en la mayoría de países del mundo la Navidad ya se ha acabado, y aquí en el nuestro sólo queda el día de Reyes, hemos puesto el Belén.

Belén. 4 de Enero de 2014

Belén.
4 de Enero de 2014

Hoy sí, ya he tenido la inspiración necesaria. Hoy sí he sentido las ganas. Hoy sí me ha llegado el Espíritu Navideño. Cristina ha tenido bastante que ver en ello. Y el recuerdo de la ilusión de otros años, y de mi infancia, también.

Es una pena que a veces se acabe convirtiendo en una especie de rutina, o en una obligación, que es en lo que se convierte cuando estamos tan pendientes de tanta parafernalia. De repente llegan las fechas y parece casi inevitable, ineludible e imprescindible meterse en la dichosa espiral, tanto si te sientes inspirada para ello como si no.

Depende de nosotros el que decidamos meternos en la espiral, o no. Cada uno tenemos nuestras razones para hacerlo o no hacerlo. Y, como en tantas otras cosas, lo importante es que tengamos claro por qué lo hacemos, o dejamos de hacerlo.

Cada año llega en las mismas fechas, pero no cada año tenemos por qué estar dispuestos en las mismas fechas.  Y no cada año tenemos por qué estar dispuestos a hacer exactamente lo mismo. Ya lo dice la canción que tantas veces hemos cantado en el Cao…

Os dejo con este vídeo de esa canción que he encontrado en You Tube. Feliz Navidad. Venga cuando y como venga 😉

 


Comentarios

La Navidad será del color… — 3 comentarios

    • jajaja Gracias por lo de bonito Belén!
      Es que la cosa va al revés. Primero tiene que venir el Espíritu, y luego pones el Belén. Yo no lo he puesto hasta ahora porque no estaba muy puesta que digamos… 🙂

      Bueno, igual llega el año que viene, no te preocupes! 😉

  1. Pingback: ¡Caramelos de colores! | Crecer Juntos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *