La tele ya no es “la tele”

¿Recordáis esta canción?

Hace años, quizás la tele matase a la estrella de la radio (al menos en parte)… Y ahora…

Tal vez muchos de vosotros ya habréis experimentado hace tiempo la sensación de la que os voy a hablar; o tal vez no hayáis pasado por este mismo trance, o lo hayáis hecho de una forma más paulatina al renovar con más frecuencia vuestros aparatos de TV. Cada uno sabrá.

Cristina "despidiéndose" de nuestra tele de tubo (al fondo) y de la de mis suegros, que acogimos hace un año (al frente). 1 noviembre 2015

Cristina “despidiéndose” de nuestra tele de tubo (al fondo) y de la de mis suegros, que acogimos hace un año (al frente).
1 noviembre 2015

Sin embargo, para los que hemos tardado en dar el salto de la televisión de tubo (que se nos estropeó la pobre después de 18 añitos de fiel servicio) a la pantalla plana chachi guay (smartTV, interactiva, Android, y yo qué sé qué más), supone un cambio casi sin precedentes. Y más todavía cuando, sin poder evitarlo, echas la vista atrás y recuerdas aquellos tiempos en los que sólo había una o dos cadenas, que encima eran en blanco y negro (y si querías colores, te los imaginabas sin ni tan solo darte cuenta); aquellos tiempos en los que tooooooodo el mundo veía exactamente lo mismo en la tele, como por ejemplo el “Un, Dos, Tres” los viernes por la noche.

Un, Dos, Tres, responda otra vez. Imagen extraída de wikipedia.org

Un, Dos, Tres, responda otra vez.
Imagen extraída de wikipedia.org

Por 25 pesetas, dígannos programas de TV que todo el mundo veía, y el momento en que se televisaban. Por ejemplo, el “Un, Dos, Tres” los viernes por la noche. Un, dos, tres, responda otra vez 😉

En fin, qué recuerdos, ¿verdad?

Pues, en realidad, si os lo paráis a pensar, no hace tanto que la tele era así, con más canales durante los últimos años, pero básicamente eso: una programación preestablecida en un horario fijo, que solamente podías ajustar a tus necesidades por medio de la grabación y posterior reproducción…

TV a la carta. 23 noviembre 2015

TV a la carta.
23 noviembre 2015

Y esta noche, de pronto, veo a Carlos mirando en la TV un programa que se emitió hace varios días, y con un menú en la pantalla que casi daba miedo…

Está bien, está bien; seguramente muchos de vosotros ya habíais hecho esto hace tiempo; de hecho, nosotros mismos lo hacíamos utilizando el ordenador, y he de decir que me gustan las posibilidades que este sistema ofrece, y que lo prefiero al antiguo, siempre y cuando se utilice bien. Pero, aún así, ¿os dais cuenta del tremendo cambio que supone esto en el concepto de TV que teníamos hasta no hace tanto?

Emblema de los Visitantes de "V". Imagen extraída de https://es.wikipedia.org/wiki/V_(serie_de_televisi%C3%B3n_de_1983)

Emblema de los Visitantes de “V”.
Imagen extraída de
https://es.wikipedia.org/wiki/V_(serie_de_televisi%C3%B3n_de_1983)

Barrio Sésamo. Imagen extraída de http://muppet.wikia.com/wiki/Barrio_S%C3%A9samo

Barrio Sésamo.
Imagen extraída de
http://muppet.wikia.com/wiki/Barrio_S%C3%A9samo

Aunque haya programas, series o películas que, en un momento determinado, se lleven la palma de la máxima audiencia, y aunque que personalmente prefiero mil veces poder escoger casi ilimitadamente qué y cuándo ver, a pesar de todo esto, digo, nuestros hijos jamás sabrán lo que es llegar al cole el lunes por la mañana, y que toda la clase al completo comente el episodio de “V” del sábado por la tarde; ni tendrán asumido que la programación infantil se limita a Barrio Sésamo y poco más, y no es una sesión continua en varios canales a la vez; ni tampoco habrán vivido las risas que nos echábamos en casa al oír las cisternas de tooodo el vecindario, después de que acabase el peliculón de turno, megaestreno en TV, tipo “Superman“…

Por supuesto, vivirán y experimentarán otras cosas, otras situaciones igualmente divertidas o emocionantes; pero no serán ésas. Porque ésas ya han pasado a la historia hace tiempo. Ésas han muerto a manos de lo interactivo.

La smartTV mató a la estrella de “la tele”… Sin que nos hayamos dado cuenta.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *