No quiero ir al cole porque me está quitando la creatividad.

Que me aspen.

Hace 30 años a mí ni se me hubiera ocurrido semejante pensamiento, y mucho menos decirlo en voz alta, al menos la segunda parte de la frasecita. Pero, por lo visto, las nuevas generaciones vienen pisando fuerte. Y hacen bien.

En realidad no tengo muy claro por qué hago esta entrada; desde luego, no va a ser un post rollo “expongo los motivos por los que estoy en desacuerdo con el sistema y bla, bla, bla”…

Tal vez la escribo simplemente porque necesito sencillamente desahogarme, explicar lo complicado que resulta a veces ser madre. Tal vez también porque yo misma estoy hasta el moño de un sistema educativo que mata.

Igual en las puertas de los colegios (al menos de la inmensa mayoría) deberían poner: “El sistema educativo mata”. Igual que en los paquetes de tabaco.

¿Radical? Sí. Tan radical como tener que buscar la manera de convencer a tus hijos de que hagan algo en lo que ni tan solo crees.

¿Cómo explicarles que es un mal necesario?… ¿Cómo encontrar la manera de que ese mal sea menor? :/

Transcribo un extracto de la conversación que hemos tenido Cristina y yo hace unos minutos, porque creo que no tiene desperdicio.

– No quiero que sea lunes. No quiero ir al cole.

– ¿Por qué?

– En el cole me aburro. Todo es aburrido. ¿No podríamos aprender mates, por ejemplo, de una manera que fuese más real? ¿Con cosas que pudiésemos tocar? 

– Eso lo puedes hacer fuera del cole.

– ¿Y no hay colegios creativos?

– ¿Por qué lo preguntas?

– Porque no quiero ir al cole porque en el cole me están quitando la creatividad. 

– ¿Cómo es que dices eso?

– Porque lo noto. Noto que cada vez se me ocurren menos ideas y menos cosas chulas para hacer.

– Yo creo que sigues siendo creativa. (Le explico las distintas cosas que ha ido haciendo últimamente de tipo artístico que se le han ocurrido a ella).

– Pero antes se me ocurrían más.

– Pues si estás tan segura de eso, habrá que hacer algo para solucionarlo. Podemos pensar maneras de hacer más cosas creativas, si quieres.

– Vale. Pero de todas maneras no quiero ir al cole. Lo de allí es aburrido. Yo quiero aprender sola.

– A ver, Cristina, ahora que estás aprendiendo la flauta, te voy a poner un ejemplo. Para poder tocar canciones con la flauta primero tienes que aprender las notas musicales, ¿verdad?

– Sí.

– Y cuando ya te las sabes muy bien, entonces puedes interpretar e incluso componer lo que tú quieras, y ser todo lo creativa que te apetezca tocando. Pero primero te tienes que haber aprendido las notas.

– Sí.

– Pues en el cole lo que hacen es enseñarte las notas de todo: de las mates, del lenguaje… de todo. Es necesario para que tú luego, con todo eso puedas hacer las creaciones que quieras hacer.

– Vale, ¿pero y si un niño quiere aprender las notas él solo, sin que nadie se las enseñe?

– ¿Qué crees que pasaría?

– Cuando tenga hijos lo probaré.

– ¿Y qué te parece que les pasará?

– Que les pitará mucho la flauta y tardarán mucho mucho en aprender las notas ellos solos.

– Bueno, pues por eso existe el colegio, para que no tardes tanto en aprender esas cosas básicas. Y de todas maneras, una cosa no quita la otra: tú puedes ir machacando notas por un lado, y por otro puedes ir haciendo cosas creativas con lo que ya sabes, y aprendiendo por tu cuenta.

*******

El diálogo no ha ido mucho más allá porque ya era muy tarde y había que dormir.

Mi consuelo es que, por suerte, Cristina tiene una fuerza y una necesidad imperiosa de libertad que probablemente sean mayores que el poder letal del sistema educativo. Bueno, por suerte o por desgracia, no lo sé. Quiero creer que por suerte.

En cualquier caso, que nadie dude ni por un segundo, que seguiremos luchando para mantener con vida esa creatividad.

 

 

 


Comentarios

No quiero ir al cole porque me está quitando la creatividad. — 6 comentarios

  1. Dile a Cristina que tiene razón, que las mates en el cole son aburridas… jajajaja !!!! Qué bonito es que piensen. Cristina te dará guerra pero seguro que acabará haciendo lo que le guste, qué mejor futuro que ese ?

    • Lleva razón, como tú dices, y me encanta que piense y que tenga sus ideas propias. Lo único es que de alguna manera hay que hacerlo para que acepte mínimamente ir al cole. Al fin y al cabo, en la vida va a tener que aceptar muchas cosas, haga lo que haga y se dedique a lo que se dedique.
      Lo difícil es encontrar el equilibrio para que no pierda la creatividad y que a la vez aprenda que a algunas circunstancias hay que adaptarse y punto.

  2. Hola Pilar
    No se cuantos años tenga tu hija, la mia va a cuarto grado, y tenemos exactamente la misma conversación…
    Sabes? me duele tanto ver como se van apagando… y como se van “amoldando” es triste cuando mi hija me dice..
    Mami es que quiesiera hacerlo de otra manera pero no te dejan…
    Justamente hoy una amiga me decía, te quedan aún tres años por delante (tengo otra nena en tercero) tienes mucho que ganar…
    Total que he cogido el tel de su cole… no está lejos de Barcelona y esta basado en la educación libre y personalizada, según los intereses y aptitudes de los niños…
    Pues nada, seguimos adelante…. =)
    Por cierto muy bueno tu blog, tienes Faceboock?
    Raquel

    • Hola Raquel

      Gracias por tu comentario y por tu apreciación sobre Crecer Juntos! 🙂

      A mí me duele tener que mantener esta lucha continua contra un sistema obsoleto, cuadriculado y pensado para crear borregos.

      De momento lo que procuro es intentar darle salida a su creatividad a través de actividades en casa o extraescolares, así como animarla para que no se rinda y siga adelante con esa fuerza que tiene.

      Le he propuesto en alguna ocasión lo del cambio de cole, pero ella no quiere, a pesar de todo, por cuestión de amistad con una niña en concreto.
      De todas maneras, a qué colegio te refieres? Yo había estado mirando el Waldorf de Bellaterra, pero nos pilla demasiado lejos y al final sería más trastorno que ayuda el tenernos que desplazar tanto cada día…

      En cuanto al Facebook, sí que tengo, pero el uso que le doy es muy restringido.

      Nuevamente gracias por tu comentario. Me alegro de que te guste el blog! 😉

  3. Pingback: ¡Crecer Juntos ya tiene Facebook! | Crecer Juntos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *